Ana Martín | Espanish in London

26 años. De Madrid. Tres meses y medio en Londres.

Estudié Publicidad en la Universidad Complutense de Madrid e hice un máster de Marketing y Redes Sociales. Me surgió la posibilidad de venir a Londres para trabajar en una empresa de publicidad en móviles y ahora mismo estoy dirigiendo mi propio equipo.

He sido de las personas afortunadas que ha venido con un contrato […] Por eso, para mí tiene más mérito venirse a las bravas y a la aventura que venirse con trabajo fijo.

Decidí venir a Londres, más que para buscarme la vida, por trabajo. He sido de las personas afortunadas que ha venido con un contrato. Llegar con un trabajo facilita mucho las cosas, como la búsqueda de piso o abrir una cuenta bancaria. Por eso, para mí tiene más mérito venirse a las bravas y a la aventura que venirse con trabajo fijo. Desde que estuve de Erasmus quise quedarme a trabajar fuera de España, pero no tuve la oportunidad así que volví a Madrid. Además, siempre he querido desarrollarme fuera de España en este sector, por lo que no podía de rechazar la oportunidad de venir a Londres.

Ya conocía Londres, por lo que no es como llegar a una ciudad nueva. Ya había estado antes varias veces y no me choca tanto. A pesar de todo me sigue sorprendiendo la frialdad de la gente cuando vas por la calle. Me sigue chocando que la gente en Londres evite el contacto visual, mientras en España te devuelven una mirada e incluso una sonrisa. Además de esto, el metro me sigue pareciendo una locura. La masificación del transporte público es increíble, a todas horas y todos los días. Siempre cuesta acostumbrarse a viajar en el metro.

Intento mantener la costumbre de cocinar porque la cultura londinense de comer fuera no la soporto, además de que me parece una pérdida de dinero.

Mi día a día es monótono. Vivo en el norte y tardo tres cuartos de hora en llegar a mi puesto de trabajo, pues tengo que cruzar todo Londres. Cuando tengo fuerzas y el tiempo acompaña, doy un paseo por el centro o por mi barrio. Después llego a casa y preparo la cena y la comida para el día siguiente. Intento mantener la costumbre de cocinar porque la cultura londinense de comer fuera no la soporto, además de que me parece una pérdida de dinero. Si están algunos de mis compañeros de piso en casa paso un rato con ellos o veo una serie y a dormir. Los viernes tomamos unas cañas en la oficina con todos los compañeros de trabajo, así que se hace más ameno. Los fines de semana intento levantarme pronto para aprovechar las horas de luz. Por la tarde noche intento no estar en casa nunca. Salgo a cenar o de fiesta con mi grupo de amigos. Los domingos, soy muy de mercadillo, así que me escapo a Brick Lane o Portobello y paso allí el día.

Las últimas veces que he visitado Londres ha sido como turista, así que no puedes evitar ir a los mismos lugares. Ahora que vivo aquí, sin duda me quedo con Brick Lane: para mí es mi sitio estrella. También me gusta mucho Greenwich, aunque todavía no he tenido la oportunidad de volver porque el tiempo no acompaña. Tengo muchos sitios apuntados para visitar como Brixton Market, que tienes puestos para comer y muchas tiendas de manualidades.

Cuando decidí venir a Londres me autoengañé diciendo que iba a ser para un año, solo para hacer currículum en mi sector. Pero cuando he llegado aquí y con el paso de los meses, todo ha cambiado.

Voy cambiando de planes según la semana. Cuando decidí venir a Londres me autoengañé diciendo que iba a ser para un año, solo para hacer currículum en mi sector. Pero, una vez estando aquí y con el paso de los meses, todo ha cambiado: me han dado más responsabilidad, mucha confianza, un proyecto muy bonito y bastante libertad en muchos sentidos. También la vida aquí ha sido como no haberme ido de España, pues tengo muchos amigos que llevan tiempo viviendo en Londres. Sinceramente, me gusta lo que hago, la gente con la que estoy y la ciudad. Es cierto que no tengo mucho tiempo libre, pero es porque yo lo he elegido de esa manera. Se puede decir que aprovecho mi vida de otra forma y creo que puedo aguantar un par de años más. Sé con seguridad que terminaré volviendo a España, porque echo mucho de menos Madrid y es mi ciudad, pero ahora es tiempo de vivir nuevas experiencias en Londres.


Written by Espanish in London