Elena y Víctor | Espanish in LondonElena Montojo, de Mallorca. Víctor Martín, de Alcalá de Henares, Madrid. Dos años y medio en Londres.

Elena y Víctor estudiaron en la Universidad Complutense de Madrid: ambos son Ingenieros Informáticos. Él trabaja como programador y ella como analista de negocio, aunque actualmente se encuentra de baja maternal pues esperan su segundo hijo. En los próximos meses volverán a España, después de dos años y medio en Londres (en total llevan unos ocho años en el extranjero).

Víctor estuvo trabajando en España al acabar la carrera pero las condiciones laborales que tenía no le invitaban a quedarse en el país. Ambos querían probar la experiencia en el extranjero, así que cuando Elena tuvo la oportunidad de hacer su último año de universidad en Finlandia, hicieron las maletas y se marcharon al norte de este país, donde estuvieron viviendo más de un año y medio.

Vinieron directamente del país nórdico a Nottingham, pues Reino Unido les ofrecía una independencia y una seguridad que en ese mismo momento España no podía brindarles. A los pocos meses de llegar, Victor encontró trabajo en el condado de Oxford mientras que Elena empezó a trabajar en una productora musical en Londres. De Nottingham decidieron mudarse a Reading, una ciudad donde encontraron la estabilidad que buscaban y donde se sienten muy a gusto. Sin embargo, a Elena le llevaba mucho tiempo desplazarse del trabajo a casa y viceversa, a tal punto que un día tardó más de cuatro horas en regresar del trabajo. Además del tiempo invertido en commuting, pagar los abonos de transporte era una gasto inmenso, unas 4.000 libras al año, según sus cálculos. Por eso cuando Víctor consiguió una promoción y lo trasladaron a las oficinas de Londres, ninguno de los dos dudó un segundo en mudarse a la capital. Después de un tiempo en Londres, debido a que el alquiler que estaban pagando era muy alto, decidieron comprar su propio piso aquí, en lugar de continuar pagando mensualmente por una vivienda alquilada.

Elena opina que los españoles estamos un poco acomplejados y creemos que una persona inglesa es mejor profesional por el simple hecho de ser de aquí.

El mayor reto al que se han enfrentado en esta ciudad han sido los mismo prejuicios y barreras que les plantearon muchas personas antes de venir aquí. Todo el mundo les decía que era muy arriesgado venir a Reino Unido sin ni siquiera una oferta de trabajo. Ambos piensan que en su campo han tenido muchas oportunidades y que su trabajo está muy bien valorado en este país. Elena opina que los españoles estamos un poco acomplejados y creemos que una persona inglesa es mejor profesional por el simple hecho de ser de aquí. Para ella, los españoles estamos mucho mejor preparados que otros europeos y esto se nota en ciertos aspectos, cómo en las entrevistas de trabajo.

Su día a día es como el de cualquier padre. Se levantan pronto y llevan a su hijo a la guardería. Trabajan unas siete horas y de vuelta recogen al niño. Cuando llegan a casa juegan con él, lo bañan y le dan de cenar. Los fines de semanas disfrutan de más tiempo para estar con el pequeño, aunque se hace algo extenuante tener que pensar en actividades para mantener a Miguel entretenido. Reconocen que no son muy de salir y de tomar copas y que prefieren los paseos al aire libre y caminar. Siempre han intentado hacer una vida similar a la que tenían en España: toman el aperitivo, intentan practicar senderismo cuando pueden, a menudo cogen el coche para ir a la playa…

Londres les ha cambiado en el aspecto de que ahora son más positivos que antes, no rechazan ninguna experiencia nueva.

Más que un lugar o un rincón favorito, tienen una ruta preferida por Londres: Caminan desde la catedral de Saint Paul’s hasta cruzar el río por el Millennium Bridge. Continúan por la ribera de la Tate Moderm y Southbank hasta el Parlamento y el Big Ben. Desde ahí van hasta el Buckingham Palace y su ruta acaba en alguno de los restaurantes de Oxford Circus dónde paran a reponer fuerzas. También les encanta los parques y los bosques la ciudad y sus alrededores.

Londres les ha cambiado en el aspecto de que ahora son más positivos que antes, no rechazan ninguna experiencia nueva. Su respuesta para cualquier meta o plan es: “¡Hazlo, inténtalo!”. Por otra parte, piensan que más que una ciudad, les ha cambiado la vida misma. Han pasado de ser estudiantes en Finlandia a estar en Reino Unido con un trabajo estable y siendo padres.

No quieren que sus padres se pierdan la oportunidad de ver crecer a sus nietos […] A Victor le da un poco de miedo acomodarse demasiado aquí a tal punto de que ya sea muy tarde volver.

Ambos sienten nostalgia de la familia y los amigos. Ahora que tienen un hijo y el segundo en camino, echan de menos la cercanía de la familia y los días soleados para salir a pasear. Volverán a España dentro de los próximos meses porque no quieren que sus padres se pierdan la oportunidad de ver crecer a sus nietos y tampoco quieren esperar a que sus hijos hablen perfectamente inglés para volver a España. A Victor le da un poco de miedo acomodarse demasiado aquí a tal punto de que ya sea muy tarde volver. Aunque piensan que Londres es el sitio perfecto para ciertas edades y para crecer profesionalmente, ellos han decidido crear una familia y creen que su etapa en esta ciudad está cumplida. Para ellos Londres se vuelve una ciudad inviable cuando tienes hijos: con su segundo, tendrían que pagar más de 2.500 libras en guarderías, siempre se verían obligados a vivir en pisos pequeños por el precio de la vivienda, etc. Saben que, aunque los sueldos son más bajos que los de Reino Unido, los precios y la calidad de vida de España son mucho mejores.

No saben si van a volver a Reino Unido, pero no lo descartan en un futuro. Si tuvieran que elegir, volverían a Reading antes que a Londres. Para ellos, esta ciudad mucho más pequeña, tranquila y que permite trabajar en un buen puesto sin hacer largos desplazamientos, aúna calidad de vida y oportunidades laborales. En los años que han vivido en Reino Unido se han dado cuenta de que se vive mucho mejor en las afueras de Londres si tu prioridad es formar una familia.


Written by Espanish in London