Esther Chacón | Españoles in London

27 años. De Cuenca. Casi dos años en Londres.

«Vine a Londres como au pair porque es un trabajo que me gusta, es fácil de conseguir y viene bien para aprender inglés. A mediados de diciembre volveré a España sin billete de regreso. Esta será la segunda vez que vuelvo, pues ya me fui en diciembre del año pasado y me quedé hasta principios de este año, que es cuando empecé a trabajar con mi actual familia. Estudié Diseño de Producto en Valencia: una carrera relacionada con marketing, publicidad, diseño gráfico e industrial. En España trabajé como dependienta en varias tiendas de ropa, además de en una consultora y una aseguradora.

Con sólo 19 años conseguí una beca del Ministerio de Educación para estudiar durante tres semanas un curso de inglés en Londres, así que cuando me planteé salir de España y probar suerte en el extranjero, la primera ciudad que tuve en mente fue ésta.

Además de la relación amistad que tengo con mis amigos, les siento como mi propia familia. Acaban siendo tan importantes porque se convierten en tu único apoyo en la ciudad.

El mayor reto ha sido entenderme con la gente. Al principio me costaba mucho pedir algo en una tienda o pedir ayuda cuando tenía alguna urgencia. Cuando llegué por primera vez no tenía un nivel alto de inglés, así que no fue tan fácil para mí. Por otra parte, conocía a gente que vivía desde hace tiempo en Londres, por lo que nunca llegué a sentirme sola. Me siento orgullosa de quién soy ahora. En este tiempo he conseguido mejorar mi nivel de inglés, algo que, sinceramente, pensé que sería más complicado trabajando como au pair. Sin ninguna duda, una de las experiencias más positivas de Londres es que, además de la relación amistad que tengo con mis amigos, les siento como mi propia familia. Acaban siendo tan importantes porque se convierten en tu único apoyo en la ciudad. El hecho de pasar y compartir tantas experiencias juntos hace que te crees tus propias costumbres, tus lugares y disfrutes más de la vida en Londres.

Trabajo de lunes a viernes. Cada mañana me levanto sobre las seis o siete de la mañana y empiezo a preparar a las niñas para llevarlas al colegio. Lo bueno de ser au pair es que tengo mucho tiempo libre. Mientras las niñas están en el colegio aprovecho para hacer mis cosas hasta las tres de la tarde que es cuando me toca ir a recogerlas al colegio. Cuando llegamos a casa, les ayudo a ducharse, les preparo la cena y estoy con ellas hasta las siete de la tarde, que es cuando viene su madre. A esa hora empieza mis horas de ocio y disfrute con mis amigos. Aunque las mañanas las tengo libres, la mayoría de ellos están trabajando, por lo que siempre tengo que dejar todo para la tarde.

Aunque parezca mentira, hay un sitio muy tranquilo, apartado del bullicio de los turistas y del mismo mercado de Camden. Es un lugar perfecto para disfrutar de un buen rato con una cervecita y con estupendas vistas al canal.

Londres me encanta de norte a sur y de este a oeste, pero si tuviera que quedarme con un lugar, sería un rincón en el barrio de Camden. Aunque parezca mentira, hay un sitio muy tranquilo, apartado del bullicio de los turistas y del mismo mercado de Camden. Es un lugar perfecto para disfrutar de un buen rato con una cervecita en la mano y con estupendas vistas al canal. Es mi sitio especial porque ahí he compartido muy buenos momentos con mis amigos.

Londres me ha cambiado muchísimo. Ya lo hizo cuando vine con 19 años, pues cuando vienes de una ciudad pequeña como es Cuenca el contraste es aún mayor. Londres me ha vuelto mucho más abierta en todos los aspectos. También he aprendido cómo funcionan las cosas en otros países, tanto a nivel económico como social o laboral. Me siento más que agradecida por todas estas experiencias que creo que me han hecho ser mejor persona.

No siento nostalgia de España porque no me siento lejos de mi país. Teniendo vacaciones y estando tan relativamente cerca, puedes coger un vuelo barato en cualquier momento.

No siento nostalgia de España porque no me siento lejos de mi país. Teniendo vacaciones y estando tan relativamente cerca, puedes coger un vuelo barato en cualquier momento. No obstante, más de una vez me ha pasado que al llegar a España para pasar una o dos semanas me he desesperado porque no sabía qué hacer con tanto tiempo libre [risas]. Aquí no paro y siempre encuentro algo con lo que entretenerme.

Me vuelvo por Navidad porque en mi familia la Nochebuena es sagrada. Voy sin billete de regreso, pero estoy segura que voy a volver pronto porque esta ciudad me tiene completamente enganchada.


Written by Espanish in London