Mirian González |Espanish in London

27 años. De Huelva. Dos años en Londres.

Empecé trabajando de au pair y ahora soy nanny. En España estudié Magisterio y Psicopedagogía y después hice un máster. Empecé a buscar trabajo en mi campo pero no encontré nada; si no tienes oposiciones, no tienes trabajo. Yo no quería presentarme a las oposiciones debido a su complejidad y por las pocas plazas que hay. Como no encontraba trabajo de lo mío, empecé a trabajar de comercial, vendiendo seguros por teléfono y cobrando un sueldo por comisión.

Sabía mucha gramática, mucho vocabulario, pero no sabía hablar y me ponía colorada. Como a mi novio se le da muy bien el inglés siempre me escondía detrás de él y le decía “habla tú” [risas].

Una amiga estaba trabajando de au pair en Londres y me animó a venirme aquí. Me comentó que vives con la familia, que ahorras en cuanto alquiler y comida. Al principio rechacé la idea porque mi novio no podría encontrar trabajo de au pair tan fácilmente como yo. Finalmente, él decidió venirse y buscar trabajo de lo que fuera. Él fue mi gran apoyo, sin ninguna duda, sin él no me hubiera venido.

Mi mayor reto ha sido perder la vergüenza a la hora de hablar inglés. Yo era nula a la hora de hablar. Sabía mucha gramática, mucho vocabulario, pero no sabía hablar y me ponía colorada. Como a mi novio se le da muy bien el inglés siempre me escondía detrás de él y le decía “habla tú” [risas]. Cuando se marchó a Escocia a trabajar, me quedé sola y tuve que espabilar. Tuve que hacerme la carta del médico, del banco y todo el papeleo… perder toda la vergüenza. Hablar todavía me cuesta pero lo entiendo todo, estoy muy orgullosa de mi misma.

Es totalmente distinto a lo que me imaginaba de Londres: pensaba en una ciudad clásica y en Camden te encuentras con gente muy alteranativa y muchas tribus urbanas.

Trabajo de lunes a viernes y vivo a cinco minutos de la casa de la familia donde trabajo. Entre semana voy de casa al trabajo y del trabajo a casa: trabajo diez horas, pero lo llevo bien. Por las mañanas están en el colegio pero tengo una niña pequeña en casa a la que cuido durante todo el día. El fin de semana aprovecho para quedar con mis amigos, hacemos planes culturales o quedamos para tomar algo.

Tengo varios rincones favoritos en Londres, pero Camden me encanta porque es totalmente distinto a lo que me imaginaba de Londres: pensaba en una ciudad clásica y en Camden te encuentras con gente muy alternativa y muchas tribus urbanas. Picadilly Circus es el sitio en el que, cuando voy los fines de semana, me doy cuenta de que estoy viviendo en Londres, debido a lo abarrotado que esta. Cuando llego a Picadilly es cuando realmente pienso “estoy en la gran ciudad”.

Aunque siendo honesta, aquí soy mucho más feliz que en España, me siento más realizada profesional y personalmente.

Estuve de Erasmus en Verona y esa experiencia me sirvió para abrir más la mente. Pero vivir en Londres me ha hecho madurar, ser independiente y sentirme útil. A pesar de no estar trabajando de profesora, estoy trabajando con niños. En España no hacía nada, estaba todo el día de malhumor y triste porque no encontraba nada después de seis años dedicados a estudiar una carrera. Aquí tengo futuro, tengo esperanza de poder encontrar algo pronto. En el futuro me gustaría quedarme trabajando de profesora de primaria.

Sinceramente, no tengo nostalgia de España. Tengo aquí a mi novio y muchos buenos amigos. Sólo echo de menos la familia y mis amigos de toda la vida; además de la comida y el tiempo, porque yo soy del sur y Londres es totalmente diferente a Huelva. Aunque siendo honesta, aquí soy mucho más feliz que en España, pues me siento más realizada profesional y personalmente.

Volveré, pero no sé cuándo. Mis planes a largo plazo son quedarme en Reino Unido. Me gustaría estar por lo menos dos años más aquí, estoy muy feliz en Londres y todavía me queda mucho por vivir.


Written by Espanish in London