Nohemy24 años. De La Laguna, Tenerife. 7 meses en Londres.

“Estudié Biología en la Universidad de La Laguna. Cuando acabé la carrera hice un voluntariado europeo en Letonia y, nada más volver a Tenerife, decidí venirme a Londres. Actualmente trabajo como au pair para una familia.

Yo no escogí venir a Londres. Estuve buscando información para venir de au pair y fue la familia quien se puso en contacto conmigo. Quedamos, me hicieron una entrevista por Skype y me escogieron directamente. Todo fue muy rápido, volví de Letonia y en menos de un mes ya estaba en Londres.

Me da la sensación que todos van en ensimismados y ni se tocan ni se miran. Creo esta ciudad te vuelve muy duro y te obliga a ser más seco con los demás.

Lo que más me ha chocado de esta ciudad es la cantidad de gente que hay y el ritmo de vida que llevan. Me da la sensación que todos van ensimismados y no se tocan ni se miran los unos a los otros. Creo que esta ciudad te vuelve muy duro y te obliga a ser más seco con los demás. Es la única forma de sobrevivir en esta jungla. El mismo entorno te obliga a ser uno más en esta ciudad fría: te enfadas porque alguien se pone al lado izquierdo de las escaleras mecánicas del Underground, corres igual que todo el mundo, etc.

Me levanto muy pronto, a las seis y media de la mañana, para poner todo a punto para el niño. Cuando se despierta, lo preparo y lo llevo al colegio. Hay días en los que tengo clase hasta las doce y media, por lo que tengo que darme prisa para que me dé tiempo a cocinar y a recogerlo después de clase. Después de comer tengo total libertad de hacer lo que quiera, además tengo los fines de semana libres.

Veía algo diferente o raro para mí y decía: “Vale, esto es Londres” y ya no me preguntaba nada más.

Mis lugares favoritos de Londres son el Skygarden y Tower Bridge. Me encanta caminar por la ribera de la Torre de Londres hasta llegar a London Bridge. Sin embargo, es muy difícil quedarse con un lugar en Londres, hay miles de sitios bonitos y sorprendentes, sólo tienes que descubrirlos porque es una ciudad tan grande que nunca acabas de encontrar lugares recónditos. Londres sorprende siempre. Había una frase que repetía durante mi primer mes aquí. Veía algo diferente o raro para mí y decía: “Vale, esto es Londres” y ya no me preguntaba nada más. Si hay un loco en la calle gritando en calzoncillos, no te preguntes por qué, esto es Londres, y lo asumes [risas].

Claro que Londres te cambia. Como he dicho antes, esta ciudad te vuelve más duro y tienes que adaptarte a su ritmo de vida. He viajado y he vivido experiencias, pero nunca al nivel de esta ciudad. Cuando estás aquí tienes que evolucionar y salir de tu zona de confort. Creo que esta ciudad puede acabar contigo si te encierras en ti mismo y sólo miras el lado negativo de las cosas. Desde mi punto de vista, la actitud lo es todo. Mucha gente viene a Londres concienciada de hacer dinero y a trabajar y ya está, no miran más allá de eso. Hay que tener una actitud positiva y querer enriquecerse de todo lo que puedes encontrar aquí.

Echo de menos salir con los amigos, caminar por la playa, ir relajado, ir a coger olas… Sinceramente, creo que en España se vive mejor que aquí.

Creo que aquí viviría tres o cuatro años de mi vida. Hay muchas cosas que puedes aprender y muchas cosas nuevas por descubrir, pero el ritmo de vida no se puede aguantar por muchos años. Especialmente para mí, que soy de las Islas Canarias. Echo de menos salir con los amigos, caminar por la playa, ir relajado, ir a coger olas… Sinceramente, creo que en España se vive mejor que aquí, y es una pena que debido a la situación del país nos veamos obligados a marcharnos.

Estaré aquí hasta septiembre. Tengo dos opciones: Quedarme y encontrar un trabajo, o volver a España y hacer un máster. Ahora mismo no sabría decir si me quiero quedar en Londres o no. Las oportunidades que tengo en España para estudiar no las tengo aquí”.


Written by Espanish in London