Víctor Porrero | Espanish in London

26 años. De Dos Hermanas, Sevilla. Cuatro años y medio en Londres.

“Soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad de West London, además trabajo a tiempo parcial en una firma de moda. En España trabajé varios años como dependiente en un outlet de una conocida marca de ropa mientras acababa el bachillerato.

La decisión de emprender esta aventura me llevó bastante tiempo. En mi casa de Dos Hermanas estaba aburrido, sin ninguna motivación y sin nada que hacer. En este estado de confusión no podía tomar decisiones por mí mismo, por eso un día hablé serio con mi madre y le dije: “Mamá, si no soy capaz de marcharme a Londres, por favor, empújame a hacerlo”. Como madre, ella no quería que su hijo se marchara al extranjero, aún así me apoyó en todo lo que pudo.

La primera lección que aprendí en esta ciudad es que estás solo, a pesar de que tengas amigos y estés rodeado de gente, al final eres tú mismo quien tiene que tirar para adelante.

Cada mañana me levanto temprano, desayuno algo rápido y voy a clases. Estoy cursando el primer año de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad de West of London y, aunque el idioma no me permite sacar grandes notas, estoy convencido de que iré mejorando con el tiempo. Después de tres días intensos de clases paso el resto de la semana trabajando en una reconocida marca de ropa. Empecé en la tienda con un contrato de tiempo completo pero cuando me matriculé este año en la universidad me redujeron las horas para poder asistir a clase. En este sentido son bastante flexibles y respetan tus horarios si eres estudiante. Los fines de semana suelen ser bastante tranquilos porque después de trabajar durante todo el día no siempre me apetece salir, pero cuando me animo suelo ir a tomar una copa a un bar o a una discoteca.

He de reconocer que Londres me ha cambiado totalmente. Cuando llegué a Londres tuve que empezar a construir mi vida desde cero. Buscar techo, trabajo y un círculo nuevo de amigos no es tarea fácil cuando no conoces la lengua. La primera lección que aprendí en esta ciudad es que estás solo, a pesar de que tengas amigos y estés rodeado de gente, al final eres tú mismo quien tienes que tirar para adelante. Ahora soy una nueva persona, mucho más independiente, desenvuelto y no tengo problema en ir solo a cualquier parte.

Estoy muy contento con mi vida en Londres pero tengo nostalgia del contacto diario con la gente. En España cualquier momento era bueno para ver a los amigos y no resultaba tan complicado como aquí.

Una recomendación para todo el que venga es visitar el barrio de Soho. Allí se encuentra mi local favorito de Londres: un restaurante japonés donde preparan unos udon riquísimos, además de infinidad platos asiáticos para todos los gustos. Dalston es otra de las zonas de ambiente que más me gustan para salir de fiesta con los amigos. En general me encanta la zona del Este de Londres, soy un chico muy urbano y me resulta muy atractiva la mezcla de culturas y las cantidad de restaurantes internacionales que puedes encontrar.

Echo de menos a las personas que tengo en España, mis amigos y mi familia, pero no el país. Estoy muy contento con mi vida en Londres pero tengo nostalgia del contacto diario con la gente. En España cualquier momento era bueno para ver a los amigos y no resultaba tan complicado como aquí. Aunque ahora vivo con un grupo de amigos en el mismo piso, me ha llevado años conseguirlo. Es una manera de estar más cerca de los tuyos, porque de lunes a viernes por lo general todos están ocupados o vivimos cada uno en una punta de la ciudad.

Entre mis planes a largo plazo no está regresar a España, aunque si lo hiciera estoy seguro de que no lo haría a mi pueblo. Si vuelvo a España sería a un lugar más cosmopolita y parecido a Londres, como pueden ser Madrid o Barcelona. Tengo pendiente terminar mis estudios, adquirir experiencia profesional en mi sector… quién sabe después lo que me deparará el destino.”


Written by Espanish in London